La UTC asegura su futuro en el sector de la educación

La UTC asegura su futuro en el sector de la educación

Por: Rodrigo Lupercio Riaño. Rector Académico

En el último año, el mundo entero ha tenido que encarar la necesidad de una transformación, logrando de esta manera que la palabra resiliencia, estuviera dentro del listado de finalistas de la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), como una de las palabras más usadas en el debate social durante el 2020. [1]

La resiliencia se define según la RAE, como la “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos” [2] y tanto los individuos como las organizaciones del planeta entero han tenido que ser ampliamente resilientes ante el momento actual que se vive en el entorno.

En el caso de las universidades, estas no solo están integradas por individuos que tuvieron que adaptarse a las nuevas exigencias del contexto, sino que también en sí, son estructuras orgánicas y dinámicas que durante estos tiempos han tenido que hacer diferentes esfuerzos para recuperarse de diferentes perdidas, entre ellas, de recursos financieros, de recursos físicos y tecnológicos en los que se invirtió y que no se han usado ya hace más de un año y lo más grave, la pérdida de vidas importantes al interior de sus comunidades a causa del COVID.

La Universidad Tres Culturas, ha afrontado esta situación apoyándose en tres pilares: el recurso humano, la tecnología y la innovación.

Cuando hablamos de recurso humano, no solo hablamos de los cientos de horas de formación de nuestro equipo de maestros y staff administrativo, sino también del ejercicio de transformación cultural que ha venido desarrollando con su comunidad estudiantil. En lo académico, hoy se cuenta con un grupo de maestros que posee las capacidades y la actitud necesaria para favorecer la construcción del aprendizaje en nuestros estudiantes, haciendo uso de estrategias didácticas de vanguardia que están ajustadas a las exigencias de la educación remota y de la educación 100% en línea.

Dentro del proceso de transformación cultural, la Institución ha trabajado con ahínco en demostrar a la comunidad estudiantil la incorporación de un modelo educativo que promueve la flexibilidad, la interdisciplinariedad y el trabajo en red. Además, poco a poco se ha venido acercando a la comunidad académica a un entorno de aprendizaje conformado por diferentes sistemas de evaluación y sistemas de control, que en conjunto constituyen un sistema interno de aseguramiento de la calidad académica, donde el aprendizaje del estudiante permanece en el centro y es la prioridad.

Desde la perspectiva de la dimensión tecnológica, hoy nuestros estudiantes y maestros cuentan con TEAMS, que es un sistema consolidado para la interacción en vivo durante sus clases remotas o las sesiones en vivo de la educación online. También, tienen la posibilidad de acceder a la plataforma educativa MOODLE, en donde se construye el conocimiento, además de un repositorio de materiales para la clase, se pueden encontrar ejercicios interactivos que favorecen el refuerzo de temas trabajados en clase, creados a través de H5P o incluso interactuar con videos alojados y adaptados desde KALTURA. Algo adicional, es que, dentro de ese mismo ecosistema, se encuentran los accesos a la Biblioteca Digital UTC, que es un centro de recursos para el aprendizaje y la investigación que cuenta con miles de recursos que para los estudiantes de la universidad son de acceso gratuito, lo cuál no solo le evita a los alumnos el tener que comprar libros de texto, sino que les da la comodidad de acceder a ellos las 24 horas del día, a través del micrositio conectado directamente a sus aulas virtuales y a la página web.

Adicional a lo anterior, se ha integrado un sistema de gestión de recursos empresariales llamado Banner, el cuál es usado por importantes instituciones educativas en México y Latinoamérica, que también traerá beneficios para estudiantes y maestros, principalmente en lo relacionado con el seguimiento de los historiales académicos, así como dar mayor agilidad a procesos de pagos y facturación.

La innovación ha sido el factor que ha servido de enlace entre el recurso humano y la tecnología en la Universidad Tres Culturas, ha marcado la transformación que era necesaria para garantizar la sostenibilidad de la Institución y sobre todo para asegurar que el servicio que recibe la comunidad académica responda a los desafíos que nos plantea la 4ta revolución industrial. Producto de dicha innovación, se han dado cambios contundentes al interior de la universidad, los cuales han tenido promotores y detractores e incluso han llevado a que se presenten en ocasiones algunas dificultades técnicas, pero dichos cambios, son acciones necesarias y responsables para mantener la operación de la organización, y continuar siendo un centro educativo vigente y consonante con el mundo actual y futuro.

La Universidad Tres Culturas ha sido resiliente, se ha adaptado ante los desafíos de un entorno exigente y demandante. La UTC ha tenido el coraje de marcarse un nuevo rumbo, aceptando la necesidad de una transformación y haciendo importantes inversiones en medio de una crisis mundial para continuar siendo una verdadera experiencia que continúe aportando a la transformación de las personas que han creído en su marca, y que se han soportado en ella para alcanzar la trascendencia y ver el cumplimiento de sus proyectos de vida.

[1] El País. (2020). Palabra del año de la FundeúRAE. Madrid. https://elpais.com/cultura/2020-12-21/coronavirus-infodemia-resiliencia-o-confinamiento-son-algunas-de-las-candidatas-a-palabra-del-ano-de-la-fundeurae.html

[2] RAE. https://dle.rae.es/resiliencia